miércoles, 27 de febrero de 2008

El chiste más pedante del mundo

Suite= preludio + allemande + courante + zarabanda + bourrée + X

X(1000)= 1 terabyte

martes, 19 de febrero de 2008

Los regalos de mi cumple

Esto es lo que me han regalado para celebrar mi nueva década:





Un papel que pone "feliz cumpleaños", una tarjeta, un llavero y un viaje a Frankfurt. Dentro de pocas horas iré a Frankfurt, y lo único que se de Frankfurt es que hay muchas salchichas y una especie de panes cubiertos de sal gorda con forma de corazón enrollado. Me gusta la idea, una gran iniciativa de mis padres. Así aprendo a vivir.

Hoy mi madre me ha hecho una advertencia: "En Frankfurt no te metas en barrios que no conoces". Una frase para la posteridad.

Por cierto, la tarjeta me ha gustado mucho. Creo que el bicho es un diplodocus, pero también podría ser una jirafa. El árbol parece un plátano de sombra, pero no creo que en la época de los diplodocus hubiese plátanos de sombra. Ello plantea varias incongruencias que dan cierta consistencia a la hipótesis de la jirafa. De todos modos, yo seguiré creyendo que eso es un diplodocus hasta que alguien me demuestre científicamente que es una jirafa.

En fin, veo que la entrada me va a quedar corta. Voy a añadir dos fotos que no tienen nada que ver con mi cumpleaños. Así hacen bulto. Una es un maniquí asomado a un balcón y la otra es una jarra con tres surtidores (no se si a eso se le llama surtidor).

lunes, 18 de febrero de 2008

Entrada musical

Como el título de esta entrada inspira desconfianza y desinterés, seré breve.
Esta es mi versión de Creep.

domingo, 17 de febrero de 2008

Una buelta por Lavapiés

El otro día vino un Inglés adolescente a mi casa. Su padre me pidió que le ensañara el Madrid más típico y yo le llevé a Lavapiés.

Allí hice unas fotos:




Estuvimos mucho tiempo caminando y llegó el medidodía. Pensé en invitar a almorzar al inglés, pero no quería gastar mucho dinero. Por suerte encontré el sitio ideal.



Luego de almorzar, el inglés propuso ir a la casa de un amigo suyo que vivía por ahí. Pero no pudimos entrar en la casa porque no tenía puerta.


Luego fuimos a una tienda de unos chinos que no sabián escribir, y ahí terminó todo porque nos fuimos de Lavapiés.

No hice más fotos porque se me acabó el carrete. Por cierto, la de azul no es Celsa.

martes, 5 de febrero de 2008

Frank Winrar JR, la triste historia de un auxiliar administrativo

Ésta es la historia de Frank Winrar JR, un hombre triste de apariencia triste, bastante feo, bajo y gordo. Pero sobre todo triste.

Al nacer, Frank es abandonado en las alcantarillas de Conectica; donde es criado por una familia de ratas que se esfuerzan en inculcarle una estricta moral católica. Frank crece en este ambiente y es feliz con su familia, pero sus primeros problemas surgirán cuando ingresa en el High School: a los 25 años. Es entonces cuando el aspecto de Frank empeora notablemente: engorda 237 kilos y le salen 15678 granos en la cara, que sirven de cobijo a las pulgas que no pueden resguardarse en la superficie epidérmica ocupada por los piojos.

Además, Frank se queda sordo y le aparecen muchas dioptrías en los ojos, unas 12456 en cada uno, así que las dioptrías casi no le dejan ver. Descubre que tiene una pierna más larga que la otra, que la relación entre su brazo y su antebrazo no es el número áureo y que su envergadura es tres veces más larga que su altura. Intenta comunicar estos defectos a un médico, pero le es imposible porque es mudo y tampoco tiene manos con las que escribir.

Es en esta época cuando sufre una trágica violación. La culpable fue una de las animadoras del equipo de fútbol americano del instituto: Janet Winzip. Frank siente mancillado su honor, pues ha perdido su virginidad, que siempre guardó con recelo para entregársela al hombre adecuado.

Frank lleva a los tribunales a Janet, donde le pone un poder notarial, un contencioso administrativo y muchas cosas de esas. Afortunadamente para Janet, Frank pierde el juicio. Desgraciadamente para Frank, el novio de Janet le rompe la única pierna que le quedaba.

Tras este episodio, Frank, abatido por las circunstancias y sin dinero; duda sobre su vida, duda sobre sus estudios, duda sobre su familia y duda sobre su estricta moral católica. Después de tanto dudar, decide estudiar para auxiliar administrativo. Se va a Harvard y allí se recibe como auxiliar administrativo. Poco después, Frank es contratado como auxiliar administrativo en una consultoría de auxiliares administrativos, donde aguantará largas jornadas de trabajo sin hacer nada, hasta que un día 13 de julio de 1921 muere.

A día de hoy, Frank sigue muerto.

sábado, 2 de febrero de 2008

Sí, esto es una entrada de presentación: ningun blog es perfecto

Ningún blog es perfecto, no iba a ser menos Tenspitalgo. Ya el nombre aboca al fracaso: 10's(3,14)Talgo.




















Aun así, TENSPITALGO queda desde hoy inaugurado. Todas las personas que entren en Tenspitalgo están obligadas a cumplir "La Constitución de Tenspitalgo":


LA CONSTITUCIÓN DE TENSPITALGO

1) Tenspitalgo se constituye en un Estado social y democrático de Derecho.
2) Tenspitalgo se reserva el derecho de admisión.
3) Tenspitalgo te pide el DNI y te registra la mochila para que no metas bebidas a Tenspitalgo.
4) Tenspitalgo respeta los principios de la termodinámica.
5) Tenspitalgo supone que las vacas son esferas.
6) Tenspitalgo lee a R.L Stine.
7) Tenspitalgo vende patentes.
8) Tenspitalgo se puede considerar como una masa puntual que permanece en movimiento uniformemente acelerado.
9) Tenspitalgo te pone la música muy alta para que no puedas hablar con el de al lado.
A) Tenspitalgo usa el SISTEMA HEXADECIMAL.
B) Cuando sales de Tenspitalgo, Tenspitalgo te castiga con un pitido en el oído y una peste a tabaco.
C) Los billares de Tenspitalgo están más sucios que los baños de Tenspitalgo.
D) La capital de Tenspitalgo es Tenspitalgo D.F.
E) Tenspitalgo ayuda al tercer mundo. Por cada euro ganado, Tenspitalgo reza 2 padrenuestroes y 3 avemarías por los niños de África.
F) Todos los niños de Tenspitalgo están obligados por ley a saber 7 formas distintas de medir la altura de un edifcio con un manómetro, como Niels Bohr.